Depresión grave

Foro de ayuda para personas que padecen depresión mayor, o tendencias suicidas, particípa con nosotros, comparte tu experiencia.


    Son ya muchos años

    Comparte

    Sofía43
    Invitado

    Son ya muchos años

    Mensaje  Sofía43 el Dom Nov 15, 2015 1:40 pm

    Hola a todos! Me cuesta empezar pero intentaré ser lo más clara posible. Llevo desde los 36 años medicándome contra la depresión. Antes de los 36 sabía que no estaba bien, pero combatía mi abatimiento con deporte, salir, viajar y aún así no sirvió de nada. Pedía a gritos silencioso en casa ayuda, siempre he sido la rarita de la familia. Llegaron a decirme que se equivocaron al ponerme mi nombre, que tendría que llamarme Angustias. Me doy cuenta de que no entienden lo que es estar así. Acudí al médico de cabecera porque ya no podía más, me recetó y estuve bien unos meses. Al dejarlo seguía "bien" pero solo fue momentáneo. Pobre con psicólogos y fue peor. Recurrí al psiquiatra y mi mente pudo descansar por fin. Hago una vida medio normal según los convencionalismos sociales: hago mi trabajo lo mejor posible, cuido a mis padres que ya son mayores, leo, salgo alguna vez. Lo que observo es que cuando estoy mal la gente huye. No soy agresiva. En casa no lo entendían, pensé que era por cultura, desconocimiento y porque no somos una familia de expresar mucho los sentimientos. Yo sí, pero no sirve de nada. He optado ya por no decir nada, pero la cara y la vida que llevo lo dice todo. Este apartado no tiene solución. En mi entorno durante la baja laboral, los que eran mis "amigos" ni me llamaban, salvo uno con el que salía a pasear y se lo agradezco. Con el tiempo, pese a mi buen sentido del humor que hace que disimule mi tristeza, me di cuenta que mis momentos tristes es mejor no contarlos. La gente te puede "comprender" durante un tiempo, pero creo que la angustia no es algo agradable de ver. Incluso, dentro de mi aislamiento, conocí a alguien y me ilusioné. Fue él quien se interesó por mí, y sí, recuperé la ilusión. Después de varios meses conociéndonos el tomó la iniciativa y me besó (puede sonar cursí, pero es algo precioso). Era una persona con la que me sentía bien, me encanta charlar sobre cultura, filosofía... yo era la que hacía siempre los comentarios más graciosos, creo que ya lo he dicho, tengo sentido del humor. Él era algo más serio, pero me resultaba muy interesante, ¡alguien con quien debatir temas que a todos nos preocupa!: la amistad, al amor, por qué estamos y para qué estamos aquí. Una persona que compartía mis inquietudes intelectuales. Después de describirle un poco, como os decía, esa felicidad que sentí el día que me besó, hizo que sintiese que tenía que contarle mi "enfermedad". A todos nos han roto el corazón alguna vez, pero lo que me escribió fue muy duro. No se refería a mi enfermedad, nunca discutimos porque éramos bastante tolerantes con todas nuestras ideas. Pero después de estos 3 años he llegado a la conclusión de que mi depresión lo asustó. He llegado a la conclusión de que es mejor "ocultar mi enfermedad" porque no todos lo entienden. Le pregunté a mi psiquiatra: si me fuese a vivir a algún sitio ¿se darían cuenta de mi enfermedad?. El me dijo que no porque me conoce bastante bien como psiquiatra. Llevo desde los 36 y tengo 43. Sacando fuerzas e intentando recuperar alguna ilusión me matriculé en la universidad. Después de varios intentos no consigo aprobar ningún examen y me cuesta concentrarme. Sé que estudiar es duro y sacrificado, tengo una carrera con la que me gano la vida.  Con todo esto, quiero decir que lo he intentado todo, eso creo. Hacer deporte, leer, estudiar, enamorarme... pero he caído otra vez en la soledad interior. Es decir, no tengo ganas de volver a conocer a nadie y expresar el dolor de mi enfermedad, porque se vuelve a la larga contra mí. He aceptado ya mis límites, lo que dependía de mí lo he conseguido; el resto no. ¿Resignación?, sí. Seguiré con mi medicación porque sé lo que es tocar fondo. De puertas para afuera oculto mi tristeza y me refugio los fines de semana en mi casa. Hoy mi madre me ha llamado como todos los días, pero como intuiréis, le dije ¿no me preguntas como estoy?, no sirvió de nada. Supongo que está cansada y es mayor. Lo entiendo, pero es triste. También tengo en la familia con esta enfermedad y le he oído decir que eso cansa, todo el día quejándose y que todos tenemos nuestras penas. Sí, la gente se cansa y es normal. Cumpliré mis deberes de hija, los cuidaré como desde hace años lo llevo haciendo (ha tenido cáncer y lo ha superado). Lo asumo, como le he dicho a mi psiquiatra "me han dibujado así." Con todas estas experiencias me he vuelto antisocial, pero desde luego, no abandono las convenciones sociales y la buena educación. Y mis penas, llantos y frustraciones me las guardo para mí, porque ya he escuchado muchas cosas que me han hecho daño por parte de gente que no entiendo lo que es ser depresivo. Siento todo este testamento que he escrito, pero necesitaba desahogarme. Y sí, seguiré con el día a día.
    Salud-os para todos.
    avatar
    Morla
    Colaborador
    Colaborador

    Puntos : 214
    Reputación : 8

    Re: Son ya muchos años

    Mensaje  Morla el Dom Nov 15, 2015 4:30 pm

    Hola Sofia acabo de leer tu escrito y coincido en muchas de las cosas que has expresado claramente y de forma categorica. Yo creo que tambien padezco de depresion y si bien no he ido al psiquiatra no necesito que nadie me lo diga pues la pena que llevo en mi corazon es enorme y encima de todo, como si fuera poco la depresion soy ciclotimica eso si ya esta etiquetado.Llevo mi vida adelante sin ningun tipo de psicofarmacos dado que mi familia entera ha tomado psicofarmacos y lo sigue haciendo y realmente no quiero caer en eso, seguramente mi depresion no sea de caracter tan grave, entiendo que hay casos en los cuales indefectiblemente sea necesario que te receten medicamentos.
    Realmente me senti identificada en la forma que describis la gente en relacion a que nadie desea escuchar penurias y quejas, lo hacen un tiempo pero sinceramente en esta situacion estamos solas, yo tambien sufro en silencio, sonrio para el afuera pero mis penas me invaden tremendamente y he perdido casi por completo la capacidad de sonreir, pero lo mas penoso de todo es que tengo dos mascaras una para la vida real: sonriente y la otra para mi: la mascara triste, la que me identifica en toda su plenitud.
    En cuanto a la familia podria decirte que adjunto ademas a lo que has escrito, que la familia en mi caso esta ausente, ellos no me conocen en lo absoluto, se han quedado con una version de mi de hace 20 años y ya tengo 40 años lo cual, y no se si te pasara esto, resulta por lo menos penoso ademas de frustrante y desde ya eso me genera un vacio emocional que no lo puedo llenar con nada.
    Sinceramente a veces estoy en soledad en mi hogar, con la mirada perdida y reflexiono como he llegado a este punto de mi vida, a este nivel de angustia y vacio, no entiendo como llegue hasta aqui y no veo que mejore tampoco.
    Me considero una anemica del alma, vacia por dentro , metaforicamente podria decir que el manto de la oscuridad poco a poco me ha abrazado, y sabes que es lo peor de todo esto? que se ha naturalizado la situacion y hasta te diria que por la fuerza he abrazado el dolor y he hallado en la soledad mi zona de confort, se que es insano pero debo ser sincera con lo que siento y como lo vivencio; en fin, concluyo este escrito diciendote que cuentes conmigo para cuando desees hablar pues yo si se lo duro que es necesitar desesperadamente descargarte con alguien (que no te juzgue) y que todos huyan de la tristeza, la gente ha perdido sensibilidad.
    saludos cordiales: Morla.
    avatar
    Malapersona

    Puntos : 9
    Reputación : 0

    Re: Son ya muchos años

    Mensaje  Malapersona el Dom Mar 27, 2016 1:41 pm

    Entiendo esa sensación....un abrazo...

    Anónimo
    Invitado

    Re: Son ya muchos años

    Mensaje  Anónimo el Miér Mar 30, 2016 7:53 pm

    Cierto,nadie quiere al lado a alguien como nosotros, entiendo q es cansado,q todos tienen sus propios problemas, y aún así buscó desesperadamente su atención y ayuda.
    Y sólo me encuentro desilusiones xq veo q a nadie le importa d verdad,muchos hablan d boquilla, pero vamos q a la hora d la verdad no hay nadie.
    También me acusan d ir siempre d víctima,d no hacer nada por remediarlo.
    No entienden lo q siento, ese miedo irracional q se apodera d mi voluntad.
    Cada día me pongo una máscara y finjo,y cada vez me cuesta más llevar una vida normal
    avatar
    TommyTheCat

    Puntos : 2
    Reputación : 0
    Edad : 28
    Localización : Madrid

    ¿Que tal estás?

    Mensaje  TommyTheCat el Vie Feb 10, 2017 3:20 am

    Soy nuevo en el foro, supongo que como la mayoría buscando algo aquí de: información, respuestas, otros casos, compañía y consejo de gente que esta lastrándose por lo mismo....

    Antes no sabía ni lo que es y ahora que tampoco lo se, considero el tema de la depresión COMPLEJÌSIMO. No se tampoco por que aparece, ¿Somos propensos?, ¿Es hereditario?, ¿Lo desencadenas tu mismo con tus circunstancias?, ¿Circunstancias apenas pueden llevarte a la depresión sin avisarte antes?
    ...¿Puede controlarse?, ¿Debe controlarse?

    Me e unido hoy a vosotros y e leído muchas entradas, en la tuya me e sentido, por la manera en lo que lo has contado, muy identificado pero no con tu situación casuística personal con la enfermedad, sino por tu estado en si y por la situación de las amistades que rehuyen. Estas dos a mi me afectan mucho;
    la primera lo has descrito como yo lo haría: "pero he caído otra vez en la soledad interior" (ya que me a gustado lo de soledad interior mas que depresión) podría decir sin avergonzarme que sufro de "soledad Interior" considerándolo mas acertado al significado que sustraigo de "depresión" (en mi caso). Que podria resumir aquí de ese estado tan.... triste.
    la segunda sobre las personas cercana que no son las mismas antes y después de la depresión de su amigo/familiar/Etc. En algunos casos parece que a ciertas amistades no les preocupa demasiado tu estado,eso me parecería hasta pasable, malos amigos sin mas, pero pasable; Ahora otra cosa es cuando empiezan las risas y las sospechas, sabrás de que te hablo. Saber que la gente nunca va a ser decente con nosotros, que no costaría nada, sin embargo las preguntas morbosas sobre las bajas, las burlas (si, burlas) y las criticas a la espalda están a la orden del día.A mi, en mi poca andadura estas ultimas dos me están haciendo mucho daño... Bueno en fin.
    Me gustaría preguntarte que tal te encuentras a día de hoy y como has lidiado con tu "soledad" interior"y con las personas allegadas.
    Me ayudaría mucho tu respuesta.


    GRACIAS DE ANTEMANO.
    Fer.



    Lalo Aduya

    Puntos : 3
    Reputación : 0

    Hola estoy aquí para ayudarte no para juzgarte

    Mensaje  Lalo Aduya el Vie Sep 01, 2017 6:09 am

    Sofía43 escribió:Hola a todos! Me cuesta empezar pero intentaré ser lo más clara posible. Llevo desde los 36 años medicándome contra la depresión. Antes de los 36 sabía que no estaba bien, pero combatía mi abatimiento con deporte, salir, viajar y aún así no sirvió de nada. Pedía a gritos silencioso en casa ayuda, siempre he sido la rarita de la familia. Llegaron a decirme que se equivocaron al ponerme mi nombre, que tendría que llamarme Angustias. Me doy cuenta de que no entienden lo que es estar así. Acudí al médico de cabecera porque ya no podía más, me recetó y estuve bien unos meses. Al dejarlo seguía "bien" pero solo fue momentáneo. Pobre con psicólogos y fue peor. Recurrí al psiquiatra y mi mente pudo descansar por fin. Hago una vida medio normal según los convencionalismos sociales: hago mi trabajo lo mejor posible, cuido a mis padres que ya son mayores, leo, salgo alguna vez. Lo que observo es que cuando estoy mal la gente huye. No soy agresiva. En casa no lo entendían, pensé que era por cultura, desconocimiento y porque no somos una familia de expresar mucho los sentimientos. Yo sí, pero no sirve de nada. He optado ya por no decir nada, pero la cara y la vida que llevo lo dice todo. Este apartado no tiene solución. En mi entorno durante la baja laboral, los que eran mis "amigos" ni me llamaban, salvo uno con el que salía a pasear y se lo agradezco. Con el tiempo, pese a mi buen sentido del humor que hace que disimule mi tristeza, me di cuenta que mis momentos tristes es mejor no contarlos. La gente te puede "comprender" durante un tiempo, pero creo que la angustia no es algo agradable de ver. Incluso, dentro de mi aislamiento, conocí a alguien y me ilusioné. Fue él quien se interesó por mí, y sí, recuperé la ilusión. Después de varios meses conociéndonos el tomó la iniciativa y me besó (puede sonar cursí, pero es algo precioso). Era una persona con la que me sentía bien, me encanta charlar sobre cultura, filosofía... yo era la que hacía siempre los comentarios más graciosos, creo que ya lo he dicho, tengo sentido del humor. Él era algo más serio, pero me resultaba muy interesante, ¡alguien con quien debatir temas que a todos nos preocupa!: la amistad, al amor, por qué estamos y para qué estamos aquí. Una persona que compartía mis inquietudes intelectuales. Después de describirle un poco, como os decía, esa felicidad que sentí el día que me besó, hizo que sintiese que tenía que contarle mi "enfermedad". A todos nos han roto el corazón alguna vez, pero lo que me escribió fue muy duro. No se refería a mi enfermedad, nunca discutimos porque éramos bastante tolerantes con todas nuestras ideas. Pero después de estos 3 años he llegado a la conclusión de que mi depresión lo asustó. He llegado a la conclusión de que es mejor "ocultar mi enfermedad" porque no todos lo entienden. Le pregunté a mi psiquiatra: si me fuese a vivir a algún sitio ¿se darían cuenta de mi enfermedad?. El me dijo que no porque me conoce bastante bien como psiquiatra. Llevo desde los 36 y tengo 43. Sacando fuerzas e intentando recuperar alguna ilusión me matriculé en la universidad. Después de varios intentos no consigo aprobar ningún examen y me cuesta concentrarme. Sé que estudiar es duro y sacrificado, tengo una carrera con la que me gano la vida.  Con todo esto, quiero decir que lo he intentado todo, eso creo. Hacer deporte, leer, estudiar, enamorarme... pero he caído otra vez en la soledad interior. Es decir, no tengo ganas de volver a conocer a nadie y expresar el dolor de mi enfermedad, porque se vuelve a la larga contra mí. He aceptado ya mis límites, lo que dependía de mí lo he conseguido; el resto no. ¿Resignación?, sí. Seguiré con mi medicación porque sé lo que es tocar fondo. De puertas para afuera oculto mi tristeza y me refugio los fines de semana en mi casa. Hoy mi madre me ha llamado como todos los días, pero como intuiréis, le dije ¿no me preguntas como estoy?, no sirvió de nada. Supongo que está cansada y es mayor. Lo entiendo, pero es triste. También tengo en la familia con esta enfermedad y le he oído decir que eso cansa, todo el día quejándose y que todos tenemos nuestras penas. Sí, la gente se cansa y es normal. Cumpliré mis deberes de hija, los cuidaré como desde hace años lo llevo haciendo (ha tenido cáncer y lo ha superado). Lo asumo, como le he dicho a mi psiquiatra "me han dibujado así." Con todas estas experiencias me he vuelto antisocial, pero desde luego, no abandono las convenciones sociales y la buena educación. Y mis penas, llantos y frustraciones me las guardo para mí, porque ya he escuchado muchas cosas que me han hecho daño por parte de gente que no entiendo lo que es ser depresivo. Siento todo este testamento que he escrito, pero necesitaba desahogarme. Y sí, seguiré con el día a día.
    Salud-os para todos.
    Hola sofia, espero en verdad te encuetres muy bien. No te preocupes creo que está muy bien que expreses lo que sientes de echo es algo muy sano qué escribas al %100 todo lo que piensas respecto a lo que estás viviendo, la verdad me parecio bastante interezante la manera tan buena que tienes de exponer tu día a día, has pensado en escribir un libro, la verdad lo haces bastante bien. Puedo comprender bastante bien, por lo que estás pasando en serio, sé lo que se siente pensar de manera diferente a los demás y al mismo tiempo pensar que eso me convierte en una persona rara para los otros, pero lo mejor de todo es qué de echo eso te hacea ti una persona especial, eso significa que eres una mujer diferente, pero de echo a Albert. Einstein lo consideraban raro, pero eso no significaba que fuera un loco, de echo su locura debrayo en la facinación de todos, me parece que tu eres igual que él, por tu manera de ver la vida, estoy totalmente convencido de que eres una persona facinante llena de ideas increibles que parecieran locuras, sólo que el miedo no es tu mejor amigo,supongo. Piensas que la soledad es tu enemiga pero de echo es tu gran compañera, te sirve siempre para que puedas reflexionar sobre todo lo que pasa en tu día a día, sólo que te falta escucharla un poco más. ¿Y que tal si te atrevez un poco más?, te invito a que rompas tus miedos y te atrevas a mostrarte al mundo tal y cómo eres sin importar lo que los demás piensen de ti, te invito a que te respetes sobre todas las cosas, y eso lo conseguiras haciedo lo que te hace feliz, no hagas lo que te dicen los estandares sociales con respecto a la felicidad, acepta y vive tu presente sobre todas las cosas, no mendigues amistad ni amor dónde no la hay, quierete, amate para que aprendas a dar amor de calidad, y así también los demás sepan darte el cariño que mereces, nunca trates de obtener amor y cariño de el exterior, todo ese amor que buscas está dentro de ti, no te sientas mal por el pasado, perdona a los que te han dañado aunqué eso no significa que les des la razón, solamente date cuenta que ese dolor no lo puedes cargar toda tu vida, tal vez eso está impidiendo que encuentres tu camino, abre los ojos sofia y date cuenta de lo increible que eres, no desaproveches tu talento, mejor aprevechalo hoy, oseá mañana mismo desde que te levantes dale gracias al universo por un nuevo día y sal a vivir la vida que mereces, empieza con pequeñas cosas para que no caigas en la frustrasión y cuándo te sientas preparada camina más lejos y cada vez más fuerte. Quitate de la cabeza el pensamiento de que tu nombre debio de haber sido angustias, cambialo lo por "valiente" no cualquiera tiene la fuerza para exponer sus problemas ante tanta gente. Cuidate mucho ojala te aya servido todo esto, cierra los ojos y te mando un abrazo hasta dónde quiera que te encuentres, y recuerda no estás sola, aquí estoy para ayuudarte. P.D. Perdon por mi pergamino jeje:) Smile Smile

    Contenido patrocinado

    Re: Son ya muchos años

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Dom Sep 24, 2017 10:13 am