Depresión grave

Foro de ayuda para personas que padecen depresión mayor, o tendencias suicidas, particípa con nosotros, comparte tu experiencia.


    La libertad de viajar y de residir en dónde quieras, un derecho que la globalización nos ha robado

    Comparte
    avatar
    Perseo
    Administrador
    Administrador

    Puntos : 1565
    Reputación : 30

    La libertad de viajar y de residir en dónde quieras, un derecho que la globalización nos ha robado

    Mensaje  Perseo el Miér Ago 31, 2016 5:01 am

    La libertad de viajar y de residir en dónde se desee, un derecho que nos han robado



    Con frecuencia se dice que en los tiempos actuales y gracias a la globalización, los seres humanos tienen más libertad que antes para viajar y para decidir el lugar en el que desean vivir, incluso lo llaman "la aldea global", un término ideado por los capitalistas liberales para hacernos creer que efectivamente hoy día es más fácil que nunca antes trasladarse hacia otros lugares del mundo y establecer tu lugar de residencia, sin embargo analizando un poco esta cuestión, es fácil darse cuenta de que eso de "la libertad humana" y de "la aldea global", no es sino una mentira, un burdo engaño que el capitalismo liberal nos ha vendido para hacernos creer que somos libres, pero al contrastar la vacía y hueca frase de "la aldea global" con las circunstancias reales, es posible darse cuenta del engaño al que nos han sometido, me explico; antiguamente, cualquier persona que así lo desease y que tuviera espíritu aventurero, podría sencillamente emprender un viaje, coger un caballo, una barca, o sencillamente trasladarse caminando hacia otros lugares y latitudes con el fin de explorar o para establecerse en otros lugares distantes, así se exploró el mundo, y a lo largo de la historia hubo muchos exploradores, descubridores, aventureros, y nómadas que cambiaron su lugar de residencia hacia otras latitudes, hubo incluso migraciones de grandes grupos humanos, ya que no existían las aduanas ni los controles fronterizos tal y cómo hoy en día se conocen, ni tampoco existían documentos de identidad tan complejos y burocráticos cómo los que actualmente existen, tales cómo pasaportes, visas, y DNIs.


    Es cierto que en la actualidad existen medios de transporte más eficientes, y sin embargo dicha facilidad en el transporte también tiene sus limitaciones, entre ellas, la económica, porque para una persona que no tiene los medios económicos suficientes, ¿de que sirve que pueda viajar en un avión para ir incluso a otro continente si no cuenta con los recursos económicos para pagarse el viaje?, pero aun en el caso de que esa persona pudiera ahorrar lo suficiente para comprar un billete de avión con el fin de ir a explorar o con la intención de establecerse en otro país, se encontrará con una serie adicional de requisitos impuestos por el sistema, que le impedirán realizar su sueño, digamos por ejemplo, que un joven boliviano logra ahorrar lo suficiente para comprar un billete de avión para ir a EEUU, lo más probable será que no lo dejarán siquiera abordar el avión si no cuenta con un visado, pero si ese mismo joven en lugar de comprar un billete para ir a EEUU decide ir por ejemplo, a España, también le ocurrirá que llegando al aeropuerto le pedirán que tenga billete de ida y vuelta, así como otra serie de requisitos que no podrá cumplir, y por los cuales será detenido, encerrado, y deportado de vuelta a su país, perdiendo con ello lo que había ahorrado para comprar el billete de avión, pero incluso en el caso de ciudadanos provenientes de países desarrollados ocurre lo mismo, por ejemplo; si un español comprara un billete de avión para ir a Australia, corre el riesgo de que en el aeropuerto no lo dejen pasar si no tiene reservas de hotel y recursos suficientes para costearse su estadía en dicho país, y aun cumpliéndolos, será difícil que pueda quedarse allí, ya que después de cierto tiempo quedará en condición de ilegal, sin derecho a trabajar, y con el riesgo de ser deportado en cualquier momento, y así de esa misma manera, los controles fronterizos se hacen cada vez más estrictos, y los requisitos para poder trabajar y establecerse de manera definitiva en otro país, son cada vez más complicados y exigentes.


    Y lo mismo ocurre con las autorizaciones para trabajar o ejercer un oficio, por ejemplo, si antes alguien poseía algún tipo de oficio, podía ir a otro país o a otro continente, y ejercerlo sin traba alguna, pero hoy en día para poder ejercer un oficio o profesión en otro país, se requieren títulos, y peor aun, homologaciones para poder ejercer dicha profesión u oficio en otro país, por ejemplo, un médico argentino no pude sencillamente irse a Europa o a EEUU a ejercer su profesión si no cuenta con todos los requisitos, legalizaciones, y homologaciones exigidas por la asfixiante burocracia que impone "la aldea global".


    Así que eso de que en la actualidad es más fácil irse a otro país con el fin de establecerse o para vivir y trabajar allí durante tiempo indeterminado, es un mito, un burdo engaño del sistema liberal capitalista, la realidad es que en la actualidad el traslado y tránsito de personas o de grupos humanos por el mundo, es más exigente, complicado, y difícil que nunca antes, hasta el punto de que en muchos casos resulta sencillamente imposible, la aldea global es un engaño, en realidad las fronteras se han blindado y la posibilidad de viajar para conocer otras culturas o iniciar una nueva vida allende los mares, empieza a convertirse cada vez más en un sueño imposible, en simple utopía.










    Nota; escribí la anterior reflexión de forma más bien rápida, a modo de comentario y sin ahondar demasiado, pero creo que refleja la realidad de las cosas y los límites a la libertad que el capitalismo liberal impone a los seres humanos. Os recuerdo que cualquier comentario, será bien recibido.














      Fecha y hora actual: Dom Ago 20, 2017 5:47 am